22 jul. 2016

T2.3 : LAS UNIDADES DEL LENGUAJE AUDIOVISUAL

En los medios como el cine o vídeo se llama plano a la unidad narrativa mínima, al fragmento más reducido de la acción. En el cine está constituido por una sucesión de fotogramas (24/seg) con contenido diferenciado de los siguientes. A la hora de hablar del plano hay que tomar en consideración dos aspectos:

  • El plano-espacio, es decir el espacio que se recoge en su encuadre, es decir el campo. Puede recoger mucho espacio (planos generales o planos largos) o muy poco (planos cortos). Lo veremos más adelante.

  •  El plano-tiempo, es decir cuánto tiempo dura un plano. Suele ser inversamente proporcional a su cercanía) si el plano nos muestra muchos aspectos interesantes (como un escenario por el que pasa el protagonista) deberá durar más que si sólo nos muestra un pequeño detalle de una mancha en la camisa del mismo. La duración de cada plano es algo subjetivo que debe manejar el director de la película con cuidado. La duración de los planos es definitiva en el montaje pero debe tenerse en cuenta a la hora de la grabación.
Cuando estamos grabando un vídeo/película el plano es equivalente a la toma. Es probable que la toma no sea perfecta la primera vez que se hace, por ello hablamos de toma-1, toma-2, toma-3 etc. Para su perfecta identificación su número viene reflejado en la claqueta y se apunta en el registro de grabación.





La escena es una sucesión de planos que se graban en el mismo escenario (el aula, el pasillo, el despacho de la directora, etc.), Es un término que proviene del teatro y está cayendo en desuso ya que complica la denominación de los fragmentos narrativos

Actualmente se habla mejor de la secuencia, que es la sucesión de planos que tienen una unidad narrativa. La palabra secuencia viene de “seguido”, así que son los planos que se siguen unos a otros para conformar una acción, aunque pasen por diversos escenarios. En ocasiones algunas secuencias tienen hasta nombre “La secuencia de la escalera del Acorazado Potemkin”.




En algunas ocasiones  una misma acción (es decir una secuencia) se graba en un solo plano, es decir sin cortes, todo seguido, entonces hablamos de plano-.secuencia. Algunos directores (como Woody Allen) lo usan con frecuencia ya que de esta forma se muestra mejor las cualidades escénicas de los actores y la pericia del director. Toda la secuencia tiene que salir perfecta (la actuación, los encuadres, los movimientos de cámara, etc) si no es así hay que volver a grabar desde el principio.




El caso más extremo de esta forma de grabación es el plano-filme, en el que toda la película esta grabada en una sola toma (plano) como en el caso de “La soga” de Alfred Hitchcock. En este caso la película se desarrolla en un solo escenario manteniendo la unidad del espacio escénico (el interior de una vivienda) y la cámara se mueve por el escenario siguiendo sin interrupción a los personajes. Es verdaderamente todo un desafío para cualquier director de cine aunque no aporte  en sí mismo mayor interés que  grabar la acción en varias secuencias.
 

En la mayor parte de las creaciones audiovisuales el espacio escénico queda fragmentado al verse plano por plano. El espacio cinematográfico se crea definitivamente en el montaje. Al grabar de forma fragmentaria nos encontramos con dos nuevos términos:
·        Plano y contraplano. Si un plano esta grabado desde el punto 1 el contraplano está en dirección contraria desde el punto 2
·        Así hablaremos de Campo (lo que se ve en el plano grabado desde el punto 1, en el que se ve el punto 2 y Contra-campo, es decir lo que se  ve desde el punto 2 (el punto 1 entre otras cosas) El ejemplo más típico es un duelo a pistola en una calle del Oeste entre dos pistoleros en el que alternativamente vemos el punto de vista de uno u otro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario