2 ago. 2016

CHEMA MADOZ



Chema madoz-power-point1 from mariajimenezsevilla

Chema Madoz expone en la galería Elvira González 
Lunes - Viernes: 10:30 - 19:30 h      Sábado: 11:00 - 14:00 h      HERMANOS ÁLVAREZ QUINTERO, 1  

La galería Elvira González de Madrid inaugura la temporada el 13 de septiembre de 2018 con la segunda exposición individual de Chema Madoz (Madrid, 1958). 

La serie de Chema Madoz descontextualiza cada objeto y lo inserta en una nueva dimensión.
Las 34 fotografías en blanco y negro de la serie apelan a la imaginación del espectador para resolver un puzzle sensorial que descontextualiza cada objeto y lo inserta en una nueva dimensión. "Algunas de estas imágenes recientes son fruto del azar mientras que otras han requerido de una búsqueda concienzuda durante varios meses", confiesa el artista en su cita con Fuera de Serie. La exposición forma parte de la novena edición de Apertura Madrid Gallery Weekend, una iniciativa de laasociación de galerías ArteMadridpara descorchar septiembre por todo lo alto.

¿A qué tipo de inquietud responden las fotografías de la exposición?

A la misma que a lo largo de toda mi trayectoria. Una vez más, he trabajado directamente con los objetos que me rodean. Ahora bien, más que el objeto en sí mismo me interesa la sensación que me produce, el áurea que lo rodea así como las relaciones que se establecen entre unos y otros. Cuando varios objetos interactúan se genera una especie de reverberación que puede cambiar el punto de vista, la percepción.

¿Cuál diría que es el hilo conductor de la serie?

Nunca sigo un guión previo. Prefiero dejarme llevar por las experiencias del día a día y mantener viva la capacidad de sorpresa. Dicho esto, creo que hay una serie de imágenes en esta exposición que entroncan con una línea nueva de trabajo. Sin dejar de ser fiel a mí mismo, he tratado de abrir nuevas vías y probar otras posibilidades.

34 fotografías componen esta serie que promete ser un puzzle sensorial.

En ese sentido, ¿qué fotografías han ayudado a ensanchar su horizonte creativo?

Sobre todo las que han requerido la construcción de una maqueta, lo que supone una forma distinta de representación de la realidad de uso cotidiano. Tal es el caso, por ejemplo, de la escalera mecánica de dos peldaños. En otras fotografías, como la del ciprés-campanario o la del bosque nevado con la avioneta, me he centrado más en el paisaje que en la poética del objeto en sí mismo.

¿Qué hace con las construcciones y esculturas una vez que ha captado su esencia?

Al principio me deshacía de ellas, puesto que ya no servían para lo que habían sido diseñadas. Sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta de que algunas figuras, las más complejas, funcionan como piezas escultóricas independientes. Esas las conservo, no sé muy bien para qué. Quizá termine exponiéndolas algún día. Quién sabe.

La imagen del ring-tablero de ajedrez se presta a muchas interpretaciones. ¿Alguna de ellas es política?

En el momento en que colocas una fotografía en la pared de una galería te desprendes de ella y se la entregas al espectador. Evidentemente, cada imagen está cargada de intención y contiene numerosos niveles de lectura. Pero no es algo sobre lo que me guste insistir. No trato de señalar ni subrayar nada. Prefiero que las interpretaciones sean espontáneas y libres.

¿Por eso ninguna obra lleva título?

Si las nombrara estaría imponiendo una determinada dirección y un sentido en la mirada del espectador. Prefiero que cada cual experimente con sus propias sensaciones y se deje llevar por los designios de su imaginación. Es verdad que los títulos de las obras, como en el caso de Magritte, pueden añadir una nueva capa de confusión. Pero yo prefiero dejar esa puerta abierta.

¿Cuánto le ha tentado Photoshop en esta serie?

Poco. Lo utilizo para ajustes mínimos de contraste y luz, para eliminar alguna sombra y cosas así. Pero los objetos están resueltos físicamente. Existen como tales y la cámara capta algo que ha sido elaborado previamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario